domingo, 20 de julio de 2014

"¡ZARPAZOS!" (2014, Víctor Matellano)



En 2009 Víctor Matellano publicó un librito titulado “SPANISH HORROR” (T&B Editores), a cuya presentación en el Museo de Cera de Madrid acudí, por cierto, y donde el recordado Paul Naschy se sentaba al lado de Víctor como maestro de ceremonias, rodeado de todas esas figuras de monstruos clásicos que presiden la sala dedicada al terror del citado establecimiento. El objetivo del volumen era y es hacer un repaso rápido, somero y didáctico a lo que fue la época dorada del cine de terror español durante el período 1967-1976, por poner unas fechas de referencia. Ahora, una vez que la carrera de Víctor anda discurriendo más en la realización de películas y documentales que en la escritura –seguramente un sueño cumplido y deseado desde siempre–, estrena un documental basado en el mismo concepto que aquel libro representaba y en el que reconoce estar basado, pero ahora, aprovechando el distinto medio, dando voz a los propios protagonistas o a quienes muy bien pueden hablar de aquella época, a la que les une profesión, época, afición o pasión. Así asistimos a una serie de testimonios de Joe Dante, Jorge Grau, Paul Naschy, José Ramón Larraz, José Luís Alemán, Ángel Agudo, Lone Fleming, Jack Taylor, Antonio Mayans, Carlos Aguilar, Eugenio Martín, Colin Arthur,… en los que cada uno, desde su particular punto de vista, de acuerdo a sus más personales vivencias, configuran un relato de aquellos tiempos que no sabe esconder la añoranza que para todos representa su recuerdo, último eslabón de un camino trufado de tantos éxitos comerciales y personales, también de algunos fracasos, pero siempre como un momento de obligada presencia y mayor importancia de la que hasta hace poco se le reconoció en la historia del cine de nuestro país. Las intermitentes apariciones de los citados van siendo ilustradas con imágenes de películas representativas del fenómeno,  hilándose, como quien no quiere la cosa, una especie de relato cronológico y contextualizado de lo que representó todo aquel cine.




La arcaica sintonía y el recordado logotipo típicos de las antiguas producciones de José Frade abren el metraje de “¡Zarpazos! –“un viaje por el Spanish Horror” reza el subtítulo–; todos los recuerdos que trae a la mente ese momento son pocos en comparación con los últimos minutos que nos ofrece el documental. Los títulos de crédito finales vienen acompañados, situado en el lado izquierdo de la pantalla, de un recuadro en el que, alejándose poco a poco, casi imperceptiblemente, perdiéndose en una virtual lejanía, como un recuerdo cada vez más lejano pero no por ello menos cálido y complaciente, podemos ver una escena de la película “Buenas noches, señor monstruo” (Antonio Mercero, 1982). En ella, el grupo infantil “Regaliz” interpreta, en clave de twist, la canción “El show del Hombre Lobo”. La dimensión que adquiere el documental en ese preciso instante desborda todas las expectativas y supera todos los logros a los que no hubieran podido llegar los minutos precedentes. No sabemos si la intención y la oportunidad han sido premeditadas y conscientes por parte de Víctor Matellano, pero el mundo de sensaciones que transmite la mera inserción de ese fragmento y su significado tan profundo, como digno colofón final de su documental, es tan inmenso, tan sensitivo, insufla tanta melancolía, recupera tantos recuerdos de la juventud, de la infancia, de lo que ya somos muchos de nosotros y nunca dejaremos de ser, acredita tanta vitalidad gastada en una pasión –nunca perdida, sino invertida– que se convierte en el mejor momento –no tiene otro calificativo que lo defina mejor que el de magistral– de todos los que Víctor nos regala. Un documental que se hace muy corto, que sabe a muy poco, más si cabe con semejante cierre, y que deja ganas de mucho más. Las malas lenguas aseguran que habrá nueva edición en formato doméstico con muchos extras. Esperemos que el rumor se convierta en realidad; de momento, por si los rumores fallan, ya se puede comprar la edición simple: "Zarpazos" en Amazon.es
Aquella producción de José Frade –como ésta– que aprovechaba la fama del grupo infantil, se asemejó, respecto a nuestra edad de oro del cine de terror, a aquellas incursiones de Abbott y Costello que pusieron punto y final a los ciclos dedicados a los monstruos clásicos que Universal inició a principios de la década de los treinta del pasado siglo. Tanto la película de Mercero como aquellos últimos estertores que los dos cómicos americanos ofrecieron a la Universal supusieron una deriva decadente, a medio camino entre el homenaje y la ridiculización, que, no obstante, siempre será recordada con cierto cariño. El incombustible Paul Naschy, cuyo sufrimiento imaginamos al participar en el citado musical infantil, había intentado por todos los medios alargar la vida moribunda del género en España con la dirección de “El retorno del hombre lobo” (1981); un intento que no sería el último, pero sí el más respetable, de continuar con un cine de género tal cual el propio Molina lo entendía. Justo un año después llegaba la certificación oficial de la muerte de todo género o subgénero en una época determinada: la caída en la parodia perpetrada por sujetos ajenos al mismo pero valiéndose de los propios protagonistas a modo de chanza; en nuestro caso tal certificación la ofreciá el grupo “Regaliz”, contando con la presencia de Paul Naschy  –icono de la época, una vez más caracterizado como el Hombre Lobo, que no como Waldemar Daninsky– y Fernando Bilbao –quien hizo sus pinitos en el género, conocido sobre todo por encarnar al monstruo de Frankenstein en la descabellada “Drácula contra Frankenstein” (Jesús Franco, 1972), entre otras–. Desde ahí ya todo iba a ser cuesta abajo, incluso a pesar de que Juan Piquer Simón ofreciera algo de dignidad en algunas ocasiones más.

Dignificado en los últimos tiempos por algunas voces, como suele suceder cuando algo se convierte en parte de la vida de aquellos que ya comenzamos, por edad, nuestra propia decadencia, el documental de Matellano aporta un granito de arena más para que el ímpetu de aquel período no quede en el olvido, reciba un sentido y merecido homenaje y abra las puertas a intentos venideros de seguir por el mismo camino.

Gracias Víctor.

                                                                                                     Juan Andrés Pedrero Santos

lunes, 7 de julio de 2014

"PELUCAS", EN EL FESTIVAL DE CINE DE ELCHE, NECESITA VUESTROS VOTOS




El cortometraje de José Manuel Serrano Cueto, "Pelucas", que ya lleva un buen recorrido exhibiéndose en distintos festivales y foros, está ahora presente en el Festival de Cine de Elche. Conseguir el premio on-line es importante para sus responsables, y por añadidura para todos aquellos que somos conscientes de tantos valores que tiene para mostrar. Lo que os pido es que votéis el corto si os gustó y que se lo paséis a vuestros contactos para pedirle que lo voten si les gusta. Es un pequeño esfuerzo que puede servir para dar una satisfacción para quien tanto la merece:

Para votar: 

1. Hay que registrarse.
2. Ir al correo para confirmar registro.
3. Entrar en la web del Festival con usuario y contraseña.
4. Se ve el corto hasta el final.
5. Cuando está a punto de acabar aparece debajo de la pantalla reproductora el botón Votar. Justo donde antes ponía Regístrese.
5. Se pulsa Votar y listo.

Muchas gracias.

viernes, 6 de junio de 2014

Mi mejor recuerdo de NOCTURNA (Festival internacional de cine fantástico de Madrid)

Con Tobe Hooper, director de "La matanza de Texas", "Salem´s Lot", "Poltergeist" o "La casa de los horrores"...uno de los grandes y un tío encantador.